CHALEMOR

Mucho ha dado que hablar sobre lo que la secta de los iluminados ha generado, hasta se han hecho películas al respecto, además de muchos libros que se han escrito y todavía se toma muy en cuenta lo que representan.¿Qué hay detrás de los Iluminddos? ¿ Cómo su secta ha incidido en la vida política, religiosa, económica del mundo Tierra?, son preguntas que requieren de respuestas objetivas.

Lo cierto, como es sabido, y así nos lo recuerda radioiglesia.com, :La secta más organizada, la ‘Orden of Illuminati’ fue fundada en Baviera el primero de mayo de 1776 por Adam Weishaupt, un profesor de derecho de 28 años de edad. Hubo cinco miembros iniciales. Weishaupt pudo haber creado la orden porque aspiraba unirse a los masones, lo cual hizo en 1777.En 1780, se unió el barón von Knigge, un masón respetado de alta categoría, lo que permitió incorporar elementos masónicos a la estructura de la organización y a sus ritos.Sin embargo, la Orden no pudo obtener reconocimiento oficial de los masones en la conferencia masónica en 1782.

El iluminismo era antimonárquico y su identificación con el republicanismo le ganó muchos miembros por toda Alemania. En 1784, la masonería fue denunciada ante el gobierno bávaro como políticamente peligrosa, lo cual llevó a la supresión de todas las órdenes secretas, incluyendo a los masones y los Iluminados.Luego, el nombre ‘Iluminados’ se refirió a los seguidores de Louis Claude de San Martín, quien vivió entre 1743 y 1803.San Martín era un místico francés, autor y fundador de la secta martinista en 1754".

El surgimiento de los Iluminados bajo el liderazgo de Weishaupt fue de corta duración, pero la evidencia indica claramente que la organización se originó muchos siglos antes de que naciera Weishaupt y que continúa hasta este mismo día.La conversión de Weishaupt al Iluminismo se encuentra documentada en las páginas 100 y 101 del libro publicado en inglés Conspiración contra Dios y el hombre, escrito por el reverendo Clarence Kelly.Él dice: “Al considerar el conocimiento de Weishaupt sobre las sociedades secretas de la antigüedad, junto con el hecho, de que ciertos aspectos de su Orden, se asemejan más que superficialmente a la estructura de estas sociedades, parece razonable decir que probablemente fue influenciado por este conocimiento... Nesta Webster relata las reflexiones del abate Barruel y otro escritor de nombre Lecouteulx de Canteleu.Ellos cuentan, que en 1771 cierto mercader de Jutlandia llamado Kolmer, quien había pasado muchos años en Egipto, regresó a Europa en busca de convertidos a una doctrina secreta fundada en el Maniqueísmo que había aprendido en el oriente.En su camino a Francia se detuvo en Malta en donde conoció a Cagliostro y casi provocó una insurrección entre el pueblo.Por consiguiente, Kolmer fue expulsado de la isla por los Caballeros de Malta y se dirigió a Avignon y Lyons.Allí hizo unos pocos discípulos entre los Iluminados y en el mismo año fue a Alemania en donde se encontró con Weishaupt y lo inició en todos los misterios de la doctrina secreta.Según Barruel, Weishaupt entonces pasó cinco años estructurando su sistema, el cual fundó bajó el nombre de los Iluminados el primero de mayo de 1776". Según este libro Conspiración contra Dios y el hombre, la doctrina de Weishaupt se remonta al año 872 de la era cristiana, a una secta llamada los Ismailis.Sin embargo, esta doctrina que aboga por el derrocamiento del orden social actual y todas las formas de religión, para remplazarlas con un dictador universal, se remonta incluso mucho más en el tiempo. Weishaupt identificaba una marca con el nombre, el principio, creencias y metas de los Iluminados. Era el emblema “Del ojo que todo lo ve”, un círculo con un punto en el medio. El propio Weishaupt dijo que aunque los hombres pensaban que era algo nuevo, era más viejo que Matusalén. Esto ilustra una gran verdad, que Satanás no ha alterado su plan, que ni siquiera ha considerado necesario cambiarlo, porque desde el Edén ha trabajado una y otra vez.

Se comenta, que es muy poca la documentación sobre los Iluminados con que se cuenta en la actualidad, ya que se trata de una organización secreta. Sólo existe un caso documentado en el que un Iluminado desertó y fue asesinado en el proceso. De acuerdo con la información que aparece en la página 67 del libro La conspiración cósmica, a los miembros se les amenaza con muerte segura en caso de que violen sus juramentos. En esta breve serie de mensajes sólo hemos arañado la superficie de esta gran conjura diabólica. Es como una pequeña porción de arena comparada con las playas del mundo. Es más allá de toda controversia que hay una conspiración satánica operando hoy en este mundo. No importa si se le llama comunismo o globalismo o cualquier otro nombre, pero el misterio de la iniquidad habrá de revelarse muy pronto

En 1778 contaban con 18 miembros y 38 dos años después. En 1779 la orden empezó a jerarquizarse interiormente. Eso lo que Weishaupt llamaba "Círculos Concéntricos" cada uno de los cuales ampliaba la información, los datos sobre la Orden y concretaba los proyectos, más que el anterior. Los tres grados iniciales fueron "Novicial", "Minerval" e "Iluminado".

No se trataba de una asociación "discreta" como la masonería, sino completamente secreta.

Existía un código cifrado y cada afiiado tenía un nombre iniciático. Durante el primer período de su aprendizaje el nuevo afiliado tenía solo relación con la persona que lo había introducido en la Orden. El ingreso se preparaba con un ayuno prolongado; durante la noche se le presentaba desnudo y con los genitales atados ante los iniciadores enmascarados. Tras el juramento de lealtad a la orden, el afiliado debía redactar un "pensum", en el que describía su vida anterior, explicaba los motivos que le impulsaban a ingresar y su grado de compromiso. La fase de "noviciado" solía durar un par de años.

El grado siguiente, "Minerval", comenzaba con la iniciación propiamente dicha. Debía estudiar ciencias físicas, matemáticas y morales. El rito consistía en un diálogo entre iniciado e iniciador seguido de nuevo juramento de lealtad. A partir de entonces, el afiliado podía introducir a nuevos miembros en la orden. El acceso al grado siguiente se realizaba sin pompa ni boato. Simplemente, se alcanzaba el grado de "Iluminado" mediante una ceremonia a la que solo asistían el aspirante y los miembros del mismo grado de la localidad donde tenía lugar la ceremonia.
El grado de Iluminado marcaba la separación clásica entre "Pequeños", dominio sobre las capacidades humanas, y "Grandes Misterios", dominio y poder sobre el mundo.

Cuando los Iluminados hablaban de "poder sobre el mundo" se referían efectivamente a poder político, entendido, no como un fin en sí mismo, sino como un medio para alcanzar un fin, la transformación de la sociedad.

Tras la fundación, Adam Weishaupt (frater Espartacus) atrajo a jóvenes estudiantes y a Adolf von Knigge, quién escribió el Rito de Los Iluminados de Baviera, junto a él. Por ello, Los Illuminati bávaros rápidamente se extendieron por Austria y otros puntos de Europa, afiliando a personalidades de la talla de Herder, Goethe, Cagliostro, el Conde de Saint-Germain... Se apoderaron de muchos ritos y mitos y los fueron anexando a su propio estilo al paso de años y siglos

Animado por su éxito, Adam Weishaupt tomó la determinación de afiliarse a la masonería y ordenó la infiltración y el dominio de la misma. esto es un ejemplo, se van integrando o tomando de otras sectas.

Los restos de la Orden de Los Illuminati tuvieron dos destinos: Europa y Estados Unidos. Así, la implicación de los restos de la Orden en Europa en la Revolución francesa está fuera de toda duda. El conde de Mirabeau introdujo la Orden en Francia y los revolucionarios Saint-Just, Camile Desmoulins, Danton, Herbert y Marat fueron miembros de Los Illuminati. El famoso Conde de Cagliostro, que participó en las tramas del proceso revolucionario francés, creó la Masonería egipcia y fue asesinado en los calabozos de la Inquisición, también recibió la iniciación en las logias de Weishaup. Otra cuestión muy diferente es la prolongación de Los Illuminati en tierras norteamericanas. Si es posible asegurar que Los Illuminati desaparecieron de Europa en las primeras décadas del siglo XIX, de forma y manera absoluta, resulta inexacto afirmar lo mismo en el caso de Estados Unidos. Existen demasiadas pruebas que permiten afirmar lo contrario: el sello del dólar de Estados Unidos, las órdenes norteamericanas que se declaran hoy herederas de Los Illuminati y una serie de cartas que resultan reveladoras, sobretodo cartas del siglo XIX