CHALEMORVAN

Es alarmante como día a día se lee, escucha ,en los diarios nacionales y medios de comunicación del país, como se ha venido incrememntando la violencia en el territorio nacional, en donde ciudades como Caracas. Valencia, Barquisimeto, Maracaibo, San Cristobal el número de asesinatos, robos es alarmante, que en vez de disminuir se siguen incrementando

 Hechos que lamentablemente la Revolución Bolivariana que acaba de cumplior 10 años, bajo la dirección del teniente coronel Hugo Chávez no ha podido controlar, en donde hay muchos antecedentes que la perjudican, y en donde cada vez  más manifiesta la inseguridad .

  Hay antecedentes que indican, que muchos de los asesinatos es perpetuado por guardias, polícias y  en donde todo parece indicar,  que no hay iostemas de control que garanticen seguridad, que estos hechos no se sigan dando, en donde el sicareato por encargo opera libremente.

Por tanto, es sumamente preocupante, que los mismos organos de vigilar, garantizar la seguridad se vean involucrados en muchos de los asesinatos, y no nos debe soprender, como algunos manifiestan que, a esta complejidad se suman otros elementos que dificultan aún más la elaboración de políticas adecuadas, como la escasez de estudios sobre seguridad pública y la inexistencia de sistemas estadísticos oficiales plenamente confiables; así como una policía calificada, preparada para afrontar esta realidad.

Es muy alta la posibilidad, que de diez personas, 7 u 8 personas se cvonviertan en víctima de un delito, en donde los hechos alarmantes  de asesinato, sicariatos, pase de cuentas, robos, suceden  abiertamente en cualquier punto de las ciudades señaladas. Todo indica, que una inmensa mayoría opinen, que las autoridades no están en condiciones de resolver la situación de inseguridad.

Interesante es determinar el por qué la causa de ello. Se dice, que puede ser el consumo de drogas, el desempleo, venganzas, falta de autoridad, castigo, leyes que no se cumplen, turbulencia agresiva, odio, que el país presenta, corrupción.

 Ante esta realidad, ha conllevado que los ciudadanos transiten en las calles con temor a ser asesinados, robados y como alguién escribía sobre esta realidad, a que la inseguridad es tan grande que ha creado en la población temor y angustia, lo que ha reducido notoriamente la calidad de vida de los ciudadanos, que se han visto obligados a tomar medidas desacostumbradas, como vivir entre rejas, evitar salidas nocturnas, contratar servicios de seguridad privada, blindar automóviles, y caminar y desplazarse en estado de alerta permanente, entre muchas otras. Asimismo, los responsables de velar por la seguridad responden con medidas aisladas, como el incremento del número de policías o la construcción de nuevas cárceles.

 Es muy acertado lo que señala el Diario la Nación de Buenos Aires, en su editorial, que  la inseguridad como problema complejo tiene que abordarse desde una perspectiva integral. Por consiguiente, la política de seguridad que se implemente tiene que incluir todos los factores que hacen a su problemática. Y ello deberá realizarse rápidamente, dado que la percepción actual es que el Estado es ineficaz para resolver el problema.

 El Presidente Chávez que afronta grandes retos en el presente, en donde hay una oposición que cada vez más se incrementa en contra de sus acciones, debe estar vigilante de como la violencia, inseguridad se está manifestando a fin de que ello, no le cause problemas de desconformidad,  revueltas, que le pueden perjudicar en su getión. De frenar los actos dilectivos, el que la violencia no se propicie y garantizar al venezolano y a todo aquel que visita al país, seguridad.